¿Se pueden reclamar los gastos de formalizacion de tu hipoteca?

iberlawDerecho Bancario0 Comments

La Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015 ha declarado nulas las cláusulas incluidas en las escrituras de hipoteca que imponen al consumidor todos los gastos derivados de la formalización del contrato de préstamo hipotecario, más comúnmente conocidos como “gastos de hipoteca”.

¿Qué gastos puedo reclamar?

Los gastos que se pueden reclamar serían, básicamente, los siguientes:

– Factura del Notario.

– Factura del Registro.

– Impuesto Actos Jurídicos Documentados que devengue la escritura de hipoteca.

– Factura de la Gestoría por la tramitación de la escritura.

La consecuencia directa de esta Sentencia es que se abre una vía para que los consumidores que se hayan visto obligados a asumir estos gastos puedan reclamar a su Banco su devolución, ya que los mismos (o al menos una parte) tenían que haber sido asumidos legalmente por el Banco.

Un ejemplo claro es el gasto por la factura del Notario. El principal interesado en que el contrato entre Banco y cliente se formalice en documento público es el Banco, puesto que ello le dota de un documento ejecutivo, y le permite inscribir la hipoteca en el Registro de la Propiedad. Por ello, debería ser el Banco y no el cliente quien cargue con los gastos de Notaría.

En relación con el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, y a pesar de que la Sentencia del Tribunal Supremo afirma que es abusiva su imposición al cliente, la situación no es tan clara, puesto que existen normas contradictorias, algunas de las cuáles establecen que este Impuesto debe asumirlo el que adquiere el derecho (es decir, el Banco), y otras que debe asumirlo el prestatario. Por ello, en tanto no exista una unificación jurisprudencial sobre esta cuestión, podemos encontrarnos con Juzgado que decidan de un lado o de otro.

Por ello, desde IBERLAW recomendamos siempre iniciar previamente una reclamación extrajudicial con el Banco, y sólo en el caso de que no alcancemos un acuerdo, acudir a la vía judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *